Yunga

MIEL de YUNGA

YUNGA, la "Nuboselva"

Sobre la vertiente oriental de las cadenas montañosas de los Andes, desde el norte del Perú, atravesando Bolivia y hasta el norte de Argentina, se extiende el sistema de los bosques nublados y selvas de montaña, denominados Bosques Andinos Yungueños, o YUNGAS. Se caracterizan por una enorme diversidad biológica (tan diversa, quizás, como la selva tropical lluviosa), pero también por regular los importantes caudales hídricos de los ríos que atraviesan el continente y, sobre todo, por compartir una historia de uso y de oferta de recursos en forma ininterrumpida con la humanidad durante, por lo menos, la última decena de miles de años.

El bioma de Yungas, es fundamental para el equilibrio ecológico de gran parte de Sudamérica ya que por una parte, sus selvas sirven de "corredor" latitudinal para el flujo de especies animales, y por otra parte las mismas densas florestas sirven para retener enormes cantidades de agua que luego, desde las mismas yungas, en forma de caudales fluviales, irrigan y fertilizan enormes extensiones continentales. Basta tener en cuenta que la Cuenca Amazónica y la Cuenca del Plata reciben la mayor parte de sus caudales constantes a partir de la zona de yungas.

Foto por: Gonzalo Martínez

Esta región fitogeográfica compuesta por selvas, bosques y prados montanos, es también llamada "Selva nublada" o "Nuboselva" debido a que, en gran parte del año, este ambiente se encuentra cubierto de una densa niebla o bruma. La Yunga, además, se encuentra constantemente humectada por intensas lluvias (precipitación anual acumulada promedio de entre 1000 y 3000 mm)) lo cual implica la existencia de complejos ecosistemas. Las condiciones pueden ser muy variables pues dependen de la altitud, latitud, relieve, humedad y temperatura. Se considera una temperatura media de 22°C. De clima agradable o primaveral, no es una región muy poblada, ya que el relieve es muy abrupto y la mayor parte de su población vive en los estrechos valles. El clima da lugar al desarrollo de frondosos bosques que ocupan grandes extensiones de la zona sub andina.

Se cree que el vocablo yunga o yunca tiene su origen en el quechua (idioma originario de los Andes centrales) y significaba “valle cálido”. Así llamaban también los incas a la región, y así la conocieron los españoles a su llegada al Perú, quienes utilizaron la palabra “yunga” para nombrar tanto a los hombres que habitaban el norte del Perú como al idioma que estos hablaban. El yuncachu era el poblador de los valles cálidos, generalmente fruticultor.

Foto por: Gonzalo Martínez


Yungas Andinas del Sur: Nuestra YUNGA

Las Yungas argentinas, forman parte de la eco- región llamada Yungas Andinas del Sur por el World Wildlife Fund (Fondo Mundial para la Naturaleza). Se distribuyen sólo en cuatro provincias: este de Salta, este de Jujuy, oeste de Tucumán y este de Catamarca. Abarcan las laderas escarpadas y los valles, con alturas que van de 500m al este hasta los 2500m sobre el nivel de mar al oeste, en el altiplano puneño. Se extienden sobre las laderas de las montañas andinas que miran hacia el este, donde se desarrolla un ambiente particular. En verano, el relieve provoca la precipitación de los vientos húmedos que provienen del océano Atlántico, en un fenómeno llamado “lluvia orográfica”. De acuerdo a la altitud, se forman franjas de distinta intensidad de precipitaciones: mayores al pie de las montañas y menores a medida que se asciende. Por esta razón, también se forman “pisos de vegetación”, o Subregiones: La Selva Pedemontana o de transición (entre los 400 y 700 msnm), Selva montana (entre los 700 y los 1500msnm), Bosque Montano (entre los 1500 y los 3000 msnm), y el Prado Montano y pastizales de altura, o de neblina (por encima de los 2500 msnm), en la provincia de Catamarca, en el Noroeste de Argentina.

Nuestro Establecimiento “Los Amarillos”, se ubica en la Selva Montana Catamarqueña, en el departamento de de El Alto (aprox. Entre 900 y 1000 msnm).


Es la zona de mayor biodiversidad, compuesta por una enorme cantidad de especies arbóreas de gran porte, entre los cuales se encuentra el horco molle (Blepharocalyx gigantea), el laurel de la falda (Cinnamomun porphyrium), el cedro colla (Cedrela lilloi), el horco cebil (Parapiptadenia excelsa), el nogal criollo (Juglans australis), el mato en sus distintas especies (Myrcianthes pungens y Myrcianthes mato), etc. También abundan las plantas epifitas como la bromelia (Aechmea distichantha), orquídeas, piperáceas, una gran variedad de helechos epifitos, musgos, hepáticas y hasta cactáceas. Se pueden ver lianas y enredaderas trepando a otras plantas y grandes helechos formando parte del estrato arbustivo o el mismo sotobosque.

La selva montana, junto a la pedemontana, son las que presentan una mayor diversidad de animales. Allí nos encontramos con una gran cantidad de especies de aves, como las urracas, los loros, los zorzales, etc. Muchas de ellas, son exclusivas de las Yungas (no habitan fuera de ese ambiente), como el loro alisero (Amazona tucumana) o la pava de monte yungueña (Penelope bridgesi). Entre los mamíferos, la corzuela (Mazama americana) es el herbívoro por excelencia, el ciervo sudamericano. Los felinos que podemos encontrar en las yungas catamarqueñas son los gatos del monte, y muy posiblemente el ocelote (Leopardus pardalis).También es muy abundante la población de reptiles y anfibios. Dentro de los invertebrados los insectos son los que dominan. Existe una gran diversidad de mariposas fantásticas para la observación y la fotografía.

Foto por: Gonzalo Martínez


La preservación de un paisaje tan heterogéneo como aquel en el que se encuentran los bosques nublados en la actualidad, junto con la rica biodiversidad que albergan, sólo será posible si se elabora una estrategia de conservación por la cual las áreas protegidas se complementen con el manejo sustentable del espacio circundante. En Establecimiento Los Amarillos, tenemos un compromiso activo con la preservación de la matriz boscosa y selva dominante del paisaje, y sobre sus corredores biológicos. Por eso, capacitamos y educamos a cada uno de las personas que integran nuestra empresa, en la cultura del respeto y cuidado meticuloso tanto de los procesos de producción, como de la protección de la yunga que nos circunda.

NEWSLETTER